Estado Alfa

Día con día los humanos entran a un estado onírico de descanso profundo, es posible que no lo consideremos, pues es un instante efímero, pero que se hace eterno cuando nos percatamos de él, un estado generado por ondas alfa. El cerebro humano reacciona de forma perceptiva, los efectos que nos llevan a estos estados nos invitan a comprender las ondas cerebrales como la manifestación existente de actividad mental, hay una sensibilidad que desborda impulsos eléctricos y un sutil estado de alerta aun estando dormidos.

Yo… he pensado mucho en el sueño… en la alteración del sueño, porque si desarrollamos inteligencia artificial, y existe en los robots una red neuronal que por procesos automáticos obliga a interactuar a estas neuronas artificiales ¿Sería posible que un robot sienta?, ¿O que sueñe?

El sistema operativo de un robot inteligente es igual al cerebro, en términos distintos pero mismas funciones, es decir, una red neural equivale a un sistema nervioso, un chip o cualquier cosa en donde el robot inteligente albergue conocimiento y recuerdos es un cerebro, pues estaríamos diciendo que por este agente el robot sigue un proceso de aprendizaje, a su vez desarrolla un conocimiento, y en lo sucesivo una conciencia.

Parece imposible… pero no creo que lo sea, un robot puede entender, tal vez no sentir primeramente, antes debe comprender el significado de las emociones, saber que puede querer algo y repeler algo, como el fin de su existencia, estimular deseos de forma automática como lo hace el humano.

Un robot cuyas funciones fueran meramente automáticas, que fuera consiente para determinar su estado de función (Encendido) y estado de reposo (Apagado), ¿Podría soñar?, Dicho de otra forma ¿Podría ver su base de datos mientras yace apagado?, ¿Podría entender los avances que ha tenido día tras día?

Es una pregunta interesante, la filosofía no ha podido resolver este tema, la humanidad no lo creerá hasta verlo. Por otro lado a mí me asusta, porque veo a la tecnología funcionar con precisión… Quizá los robots superen la inteligencia humana.

Viaje al Centro del Planeta

El universo en su complejidad sigue un procedimiento ordenado, siempre equilibrado y estable. La vida en el universo se manifiesta en formas inesperadas e inimaginables par el hombre, la infinidad del espacio supera los pensamientos más recónditos, y recurrentemente aparecen en nuestra imaginación cuando ya se nos dio un indicio… una pista.

Un planeta es apenas una célula del universo,  y en un planeta puede ocurrir lo que sea, la vida existente en cada uno de estos se desarrolla y se define.

La humanidad siempre ha buscado la vida en otros planetas, por momentos podría pensar que no está solo en el universo que a su vez está plagado de micro universos. Sin embargo seguro ha pensado que está solo en esta galaxia.

Por mucho tiempo ha buscado en la superficie de los planetas,  pero por todo este tiempo ha buscado en el sitio incorrecto, ¿Porqué tendría que estar en la superficie?

Julio Verne en su libro “Viaje al centro de la tierra” nos ofrece desde el titulo un estimulante interesante para la ciencia y la carrera espacial, pensar en adentrarse en un planeta con un objetivo mejor que  buscar paredes de diamante puede ser más importante de lo que se cree.

La vida podría estar bajo la superficie de un planeta, un planeta con indicios de vida ofrece a la humanidad más que el premio nobel o el descubrimiento del año… puede ofrecerle un hogar, lugares como Marte o la luna llamada Europa son una esperanza, son una oportunidad, pero no hemos ido lo suficientemente lejos, quien sabe que maravillas alberga el espacio, pero vayamos paso a paso.

La NASA planea enviar sondas que puedan rastrear vida bajo la superficie de los planetas, donde las temperaturas y las condiciones son más optimas que  la intemperie, Europa tiene agua líquida bajo la superficie, seguramente muchas otras lunas o planetas muestran este tipo de condiciones favorables para nuestra especie. Es interesante pensar en esto y visionarle como una solución, después de todo, tenemos tiempo, pero nunca tanto para perderlo.

La vida microscópica será lo que distinga una nueva era, lo que marcará el destino de la humanidad y su sobrevivencia, tendremos un nuevo comienzo y volveremos., no hay que quemar las cenizas del fénix.

Inteligencia Artificial

Era emocionante pensar en los robots como un elemento de apoyo, por años se les vio como un sueño, creer que un robot podría funcionar sin necesitar a los humanos era difícil. La humanidad estaba entusiasmada, se preguntaban cómo sería un robot inteligente, añoraban desarrollar esa tecnología que solo conocían a través de la ciencia ficción, deseaban la inteligencia artificial, después, cuando al fin lo lograron, esa realidad los superó.

Robonaut Generación 1

El primer Androide inteligente, el parte aguas de esta nueva generación fue sin duda Robbie <<Robonaut>> (R1), desarrollado por la NASA primeramente solo para ayudar en actividades primarias a los astronautas, actividades que implicaban enviar a dos personas más a una misión, no contaron que el robot evolucionaría poco a poco, y ejecutaría cada vez mejor las funciones que tenía programadas. Fue la primera generación de un humanoide, capaz de pensar racionalmente y entender las emociones humanas, el significado de palabras como amigo, amor, enojo.

La NASA comenzó el desarrollo de estos robots, luego creó una segunda versión, más inteligente y más rápida en la ejecución de tareas, ¿Su propósito?, enviarlos a misiones espaciales, ellos podrían resistir la radiación en ciertas zonas no exploradas, podrían ayudar a los astronautas en sus viajes, y operarían las otras maquinas inteligentes computacionales.

¿Qué puedo decirte? estimado lector, Robots como Robbie podían utilizar un I-pod, ¿Qué crees que hacen ahora?

Robonaut Generación 2

El suceso no se detendría, ¿Porqué los humanos renunciaríamos a la realidad que habíamos soñado?, al fin teníamos al primer robot inteligente, no debíamos renunciar, así, perfeccionamos también a los nanobots o nanotecnología.

El premio Nobel de Física de 1965, Richard Feynman fue el primero en hacer referencia a las posibilidades de la nano-ciencia, dando su popular discurso en el Instituto Tecnológico de California cuando existía titulada: “En el fondo hay espacio de sobra”

A niveles moleculares o atómicos podríamos controlar lo que fuera, manipularlo… mejorarlo, la ciencia no se detenía, queríamos conocer más… el sistema funcional de robots sería un paso hacia el futuro.

Con los nanobots, podíamos convertir la energía, desarrollar armamento y sistemas de defensa, mejorar la producción agrícola, hacer tratamientos de agua, controlar la desnutrición y hasta generar cambios térmicos moleculares.

Ese era el futuro… era el futuro como lo veíamos, como creíamos… es solo que olvidamos una cosa…

Los robots se volvieron una necesidad, muy útil, volvieron Cyborgs a los incapacitados como Neil Harbisson, el primer Cyborg reconocido por el gobierno británico. Después de él la medicina y la robótica entendieron que podíamos beneficiarnos nosotros los humanos, pero después de varios años de avance los robots en su perfección, en su precisa forma de pensar… ¿Crees que nos necesitaban?

Piensa con cuidado, yo he visto lo magnifico que puede ser un robot perfecto… solo me queda hacerte una pregunta ¿Crees en la inteligencia Artificial como un bien para la humanidad?

Centurias de viajes al espacio

Pocas veces nos remontamos a la historia para recordar a las personas que hicieron por vez primera lo increíble… pocas veces pensamos en aquellos días donde lo improbable era lo único posible. Hablo de esas personas que ofrecieron a la humanidad una visión del futuro y convirtieron nuestros anhelos en una realidad.

Para eso haré un viaje en el tiempo, un viaje al 12 de abril de 1961 cuando el joven ruso Yuri Gagarin se convirtió en el primer humano en viajar al espacio a bordo del cohete Vostok 1 .

Vayamos ahora al 16 de julio de 1969 cuando el Apolo 11 comenzó un viaje a la Luna que haría historia, pero no fue hasta el 21 de julio de 1969 cuando la humanidad dio un gran paso, la ciencia dio un gran paso, la visión del futuro y la tecnología lo dieron también. Cuando Neil Alden Armstrong logro lo que se creía un sueño y fue el primer hombre en pisar la Luna le abrió los ojos a aquellos hombres de ciencia. Y hoy en el año 3060, gracias a estos iconos de la galaxia desde que inció la carrera espacial podemos celebrar centurias de viajes al espacio.

Desde que inició la carrera espacial se realizadoron en todo el mundo por parte de Rusia, Estados Unidos y China cerca 181 misiones tripuladas y un total de 200 misiones.

Muchas de las misiones fueron llevadas a cabo por sondas, para viajar a los lugares más alejados de nuestro Sistema Solar, misiones al Sol, a Mercurio, Urano, Neptuno, etc.

El desarrollo de la Tecnología es un elemento invaluable con le que cuenta una carrera espacial, más importante que la tecnología las mentes inteligentes que las crean. Desde 1972 se envió la primera sonda llamada Pioneer 10 a Jupiter. Seguida de Pioneer 11 en 1975 a Saturno.

Luego salieron las Sondas Voyager 1 y Voyager 2 en 1977, ambas pasaron por Jupiter y Saturno, pero solo Voyager 2 pudo visitar Urano, esta en la actualidad se encuentran viajando más allá de la órbita de Plutón.

La sonda Voyager 2 comenzó a enviar datos en un formato desconocido, sin que existan razones que permitan explicar este repentino cambio de idioma con el que se comunicaba  con la Tierra. Los problemas de comunicación con la sonda comenzaron el día 22 de abril, cuando los computadores de los encargados de controlar la misión recibieron una serie de datos provenientes de la sonda.

De las más recientes fue Near, salió en el 2001 logrando el primer aterrizaje en Eros.  Por parte de China la última misión despegó el 16 de junio de 2012 a las 10:30, Liu Wang es la primera mujer astronauta china en viajar al espacio en la nave Shenzhou 9, cuyo significado es “BARCO DIVINO”.

Lo curioso de todo esto es apreciar todo lo que ya ocurría antes de que la NASA y las misiones tripuladas surgieran, es cosa singular intentar comprender que en aquellos días lo que nos parece normal era cosa de locos, mejor dicho… visionarios. Así que ahora nuestra especie tiene una senda que recorrer, siendo la mente su herramienta más valiosa, recordemos a aquellos hombres que nos marcaron el camino… pero no hay que olvidar que ahora nosotros debemos recorrerlo.